L’ attaché: Entrevista a Hélöise Godet

  • Me gustaría empezar la entrevista preguntándote qué tiene Annabelle de Héloïse y Héloïse de Annabelle.

Oh, qué pregunta más interesante. Creo que hay mucho en común porque es una historia que tiene un poco de autobiográfica para Eli, la sacó de sus propias experiencias en la vida y tuvo que encontrar a alguien que encajara en el ambiente de su propia mujer en lo que respecta a la personalidad y teníamos el mismo humor, nos reíamos por las mismas cosas, lo que fue un buen comienzo. Creo que él reconoció que estaba escribiendo desde su propia experiencia, mujeres francesas que tienen esta cultura israelí, aunque no por completo. Así que existía este pequeño conflicto de orígenes que era interesante. Pero Anabelle también cogió mucho de mí, porque la inspiramos para mí escribiéndola desde aspectos que encajaban en mi propia vida, por ejemplo, el hecho de que yo también soy madre de un niño pequeño; y era igual respecto a que en mi vida en este momento yo estoy trabajando en un papel muy importante en una serie y todo lo que envuelve este gran reto y ser madre al mismo tiempo, y tener esta lucha íntima de – ¿soy lo suficiente buena madre? ¿estoy intentando cumplir mi sueño?– así que eso también correspondía ahora mismo con mis propios retos.

  • ¿Cómo definirías a tu personaje? Anabelle es una persona normal, pero ella está en una situación complicada que la lleva a un punto de inflexión.

Sí, el punto de inflexión es el tornado que atraviesa la pareja. Creo que ella intenta integrar a su marido con sus amigos tanto como puede, ella intenta ayuda, pero ella también tiene su propio reto. Y él es su “attaché”, es de lo que va el título, él estando unido al sueño de su mujer, quien es agregada en la embajada, claro. Creo que este personaje es fuerte y optimista pero también patético y débil, y esta es la honestidad que queríamos mostrar; queríamos ser honestos con lo frágiles que podemos ser cuando pretendemos estar a cargo de algo, ¿no? Así que es un personaje independiente, pero con mucha responsabilidad.

  • En The Attaché eres actriz pero también guionista con Eli. ¿Querías hacer a Anabelle con unas cualidades especiales?

Eli creó la serie, él la escribió. Yo también escribí después, sí, y descubrí este personaje que quería reescribir para mí. Así es como me comprometí en la escritura con él, porque quería entender mejor al personaje, y hacerlo más para mis sentimientos, como –para mí es fiable. Vale, pues vamos a reescribirlo así-, así que creo que necesitaba escribirlo para creérmelo, necesitaba creer en él emocionalmente. Así es como me vi envuelta en la escritura y en el proyecto. Y tiene sentido, somos compañeros, como padres haciendo su bebé, siendo sincera, espero.

  • Creo que con The Attaché tienes que sentirte muy orgullosa

Gracias.

  • ¿Cuál es el momento de toda la serie del que crees sentirte más orgullosa?

Para empezar, estoy muy feliz de haber conocido esta cultura. Conocer Israel como unos nuevos cultura e idioma que me dan la bienvenida y conocerme a mí misma también abriendo los límites de mi cultura francesa. Tenía muchas normas: tú haces esto, no haces lo otro. Cuando conocí a Eli me dijo –no seas tan francesa-, porque yo era siempre muy educada, y me enseñó este humor sobre la vida, pero sobre todo humor sobre mí misma y espero que pueda desarrollar esto en mi vida, sé que lo haré, porque he aprendido a derribar algunas de esas barreras que tenía de manera natural para ser más “como un mono”, más viva sobre lo que se puede hacer o no; más atrevida como mi personaje. Ella intenta ser más valiente y cometer errores y ser patética, pero lo intenta; y yo como actriz estoy muy orgullosa de ser capaz de tener este reto de lenguaje y llevar este personaje. Ha sido todo un reto para mí y estoy muy contenta por ello.

  • Por último, ¿qué mensaje te gustaría transmitir a la audiencia con The Attaché?

Espero que entiendan que es una historia de amor humana que es internacional. Creo que es un traslado multicultural para perderse a uno mismo. Honestamente, él está fuera de lugar porque tiene miedo de perder a su mujer y de perderse a sí mismo. Incluso ahora mismo, en tiempos de Covid, quizá nosotros nos estamos cerrando y es momento de parar. Por supuesto porque hablamos en un ambiente de paranoia en The Attaché al principio de la serie, aunque no es lo principal de la historia, pero creo que se trata de buscar tu propio lugar en una situación que no puedes controlar. Y creo que puede hablarle a todo el mundo de intimidad, familia, retos, el lugar de la mujer y del hombre en la pareja… Es un cuento moderno que no va de la manera que se supone que debería (risas). En la bella ciudad de París nada es lo que parece.

  • Muchas gracias Héloïse.

Gracias a ti.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s